Fariña o Harina de Mandioca

$75

La harina de mandioca o yuca es una opción factible para personas que presentan intolerancia al gluten, además de ser utilizada en una gran variedad de recetas y repostería por ser una alternativa para las personas celíacas. 

Entre los principales minerales presentes en el almidón de la yuca que posteriormente se convierte en la harina de mandioca, se encuentra el potasio, fósforo, hierro, magnesio y el calcio. También es fuente de vitamina B y C, con pocas grasas y proteínas. Es importante resaltar que este alimento no debe consumirse en crudo ya que posee sustancias toxicas, que se descomponen en cianuro y acetona.

CÓMO SE HACE LA HARINA DE MANDIOCA

La mandioca pasa por un periodo de rallado y prensado, cuando se seca ya sea al sol o mediante fuego, es molido para obtener una harina muy fina, de la cual se obtiene por sedimentación el almidón denominado tapioca. Esta se encuentra en diferentes formas, ya sea como harina o pequeñas perlas de tamaños distintos.

BENEFICIOS DE LA HARINA DE MANDIOCA O YUCA PARA AGREGAR A NUESTRAS RECETAS

La harina de mandioca destaca por ser un alimento apto para personas celiacas y con sensibilidad al gluten, es un alimento 100% libre de gluten.

También posee otros beneficios importantes:

Alto aporte energético

Es un alimento ideal para niños, adolescentes en etapa de crecimiento, ya que destaca por su aporte energético y alto contenido en vitaminas y minerales. Por esta razón se recomienda el consumo por las mañanas, para contar con la energía suficiente al realizar las actividades diarias.

La principal virtud de este alimento es su riqueza en carbohidratos y su contenido en grasas es muy bajo. La harina de mandioca tiene un poder calórico mucho mayor que la yuca, al ser el almidón, 100 gramos de tapioca pueden aportar hasta 350 calorías, en comparación a las 159 calorías.

Compartir: