Polenta del Campo Orgánica

$100

Polenta del Campo Orgánica

Origen: Del campo

Presentación: 500 g

 

Propiedades Nutricionales/Beneficios

La polenta hecha de maíz ecológico e integral (la de color amarillo y con el distintivo de producción ecológica) es un alimento muy interesante porque contiene los grupos principales de nutrientes: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibra.

  • La polenta es particularmente rica en hidratos de carbono complejos que se asimilan despacio, por lo tanto, dan energía de larga duración y sacian durante un buen rato. Tiene un contenido relativo en ácido grasos esenciales y en fibra, tanto soluble como insoluble. Por lo que respecta a la proteína, como el resto de cereales, es deficiente en el aminoácido esencial lisina. Esta deficiencia queda compensada con el consumo de legumbre o frutos secos.
  • Vitamina A (principalmente en forma de betacaroteno): solo la polenta de color amarillo contiene esta vitamina porque la blanca (refinada) ha perdido la cubierta externa del cereal y, por lo tanto, la vitamina asociada. Ésta interviene en diversas funciones biológicas, entre las cuales se incluye la formación de determinadas sustancias que forman parte de la piel, los huesos, las mucosas, el sistema reproductivo y los pigmentos de la vista.
  • Vitaminas del grupo B: la polenta, como el resto de cereales integrales, es rica en vitaminas de este grupo; especialmente B1 y B9. Estas vitaminas son esenciales para el proceso de asimilación y utilización de los hidratos de carbono de la dieta y su transformación en energía. El único déficit relativo que tiene es de vitamina B3, que en los países de alimentación casi exclusiva a base de maíz ha comportado la aparición de enfermedades de déficit nutricional (pelagra) pero en nuestro contexto dietético no tiene ninguna incidencia.
  • En cuanto a minerales, es rica en magnesio, calcio y potasio, minerales esenciales para el desarrollo del metabolismo. El magnesio participa en la utilización de la energía, la síntesis de proteínas y, además, junto al calcio, forma parte de los huesos y de los dientes, mejora la inmunidad del organismo y tiene un efecto laxante suave. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular normal.
  • También contiene otros oligoelementos como el manganeso, que favorece el crecimiento de los huesos y la formación de los músculos; o el zinc, que interviene en la síntesis de hormonas sexuales, y el selenio, que tiene un papel fundamental en el metabolismo de las grasas, de la vitamina E y de las funciones antioxidantes.
Compartir: