Proteina Texturizada de Soja Orgánica

$500

Proteína de Soja Texturizada Orgánica

Origen:  Buenos Aires

Presentación: paquete x 250 gr

 

Propiedades Nutricionales / Beneficios

La proteína vegetal texturizada proporciona vitamina A y B12, y minerales; entre ellos destaca principalmente el potasio, que resulta vital para el funcionamiento del corazón y los músculos, así como hierro, que resulta importante para la oxigenación de la sangre y calcio, que junto con el hierro, ayudan a mantener los niveles de energía y la salud ósea.

En cuanto a los carbohidratos, 1/4 de taza de proteína seca texturizada, necesita otro 1/4 de agua, lo que hace que el volumen real de la proteína de soja aumenta ligeramente, y puedas obtener unos 7 gramos de carbohidratos; además contiene unos 12 gramos de fibra, una porción significativa de la recomendada diariamente, la mitad más o menos de la que se necesita en mujeres y un tercio de la necesaria en hombres.

La proteínas de soja es una alternativa a la carne; tiene una textura similar a la carne y es alta en proteínas; en una ración se aportan más de 30 gramos, algo más de la mitad de la cantidad diaria recomendada.

  • Tiene alrededor de 80 calorías en cada porción seca de 1/4 de taza, y contiene menos calorías por porción que la mayoría de cualquier tipo de carne.
  • La proteína de soja texturizada contiene por lo menos 50% de proteína.
  • La proteína de soya texturizada sin sabor es muy baja en sodio.
  • La proteína de soya texturizada es una fuente fácil y económica de fibra dietética, proteína de soya y componentes bioactivos naturales, como las isoflavonas. Se están estudiando las isoflavonas para reducir los síntomas de la menopausia, el mantenimiento de la salud ósea, y prevenir el cáncer de próstata, seno y colorrectal. El contenido y perfil de los componentes bioactivos varía de producto a producto, dependiendo de la cantidad de proteína de soya que se encuentra en los alimentos y cómo la proteína de soja es procesada.
  • La proteína de soya texturizada es una fuente de proteína saludable de gran calidad que contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para el crecimiento. Esta proteína se presenta sin colesterol y con poca o ninguna grasa saturada.
  • Además de la calidad de la proteína de soya, los científicos han hallado que la proteína de soya puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas al reducir el colesterol en la sangre y aumentar la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

La FDA ha aprobado una declaración de propiedades saludables que indica que “25 gramos de proteína de soya en una dieta diaria baja en grasas saturadas y colesterol puede ayudar a reducir el colesterol total y LDL que es moderadamente alto”

 

COCCIÓN DE LA SOJA TEXTURIZADA

La soja texturizada es un ingrediente muy común en la cocina vegetariana y vegana, un producto con un aspecto que nos puede resultar extraño al principio, con mucho volumen y poco peso, que nos puede recordar a los cereales de desayuno pero con un potencial culinario muy interesante. La soja texturizada, proteína vegetal texturizada, carne de soja o TVP son trozos deshidratados hechos a base de harina o concentrado de soja que han pasado un proceso de texturización para conseguir un alimento bajo en grasas, muy rico en proteínas, con elasticidad, ternura, jugosidad y agradable al masticar, con un sabor suave pero no neutro y que se pueda utilizar como normalmente se utiliza la carne (puedes leer más sobre la fabricación de la soja texturizada aquí). Por eso podemos encontrar muchos tipos de soja texturizada en el mercado, aunque las más comunes son la soja texturizada fina, soja texturizada gruesa y filetes de soja texturizada.

La soja texturizada no se deshace ni se rompe fácilmente como el tofu, pero tiene mejor sabor y textura que éste.

Es fácil de conservar y tarda mucho tiempo en ponerse mala. Simplemente guárdalo en la propia bolsa, bien cerrado, o en un bote que cierre bien, en un lugar fresco y seco alejado de la luz solar.

Para hidratarla es suficiente con dejarla reposar en agua caliente (más o  menos 2 partes de agua por cada parte de soja texturizada) hasta que esté blanda. Pero todo esto lo veremos con más detalle a lo largo del artículo.

HIDRATACIÓN

Como la soja texturizada viene seca y deshidratada, tenemos que someterla a un proceso de hidratación que la ablande, la haga crecer y adquiera una textura agradable al masticar. Lo mejor para hidratarla es utilizar agua y/o líquidos ligeros o salsas muy líquidas, de forma que pueda absorber muy bien toda la humedad necesaria.

•             Utiliza agua caliente en lugar de fría, se hidratará mucho antes. En agua fría puede tardar entre 10 y 30 minutos, dependiendo del tamaño de los trozos (10 minutos para la soja texturizada fina y hasta 30 para los filetes de soja texturizada), mientras que en agua caliente reducimos a la mitad el tiempo requerido.

•             Se puede hervir en lugar de remojar, acelerará mucho más el proceso y nos dejará una soja texturizada precocida con una mejor textura de cara a su posterior preparación, especialmente en las sojas texturizadas gruesas y de tamaños medios y grandes. Al cocerla hasta que quede blanda mejoraremos su textura, que será más jugosa y fibrosa que esponjosa, ya que no sólo proporcionamos agua, sino también calor, que cocinará un poco la soja y quedará más carnosa por dentro.

•             Ten en cuenta que la soja texturizada duplica su tamaño al hidratarla. Aunque te parezcan trozos pequeños, puede que después de hidratados sean una cantidad excesiva para el plato que quieres preparar. No te preocupes, lo puedes guardar en un tupper bien cerrado, en la nevera, hasta 3 días.

•             Necesitarás algo más del doble de agua que de soja texturizada, y un poco más si vas a hervirla (entre el agua que absorbe y el que se evapora puede quedarte alguna parte un poco más dura si no hay suficiente agua.

•             Puedes escurrir el exceso de agua, pero no la estrujes como si fuese una esponja (salvo que sea necesario para la receta que vayas a hacer), porque expulsará demasiada agua y al cocinarla se nos quedará algo seca y vacía por dentro, además de que con el calor de la cocción, sobre todo si la vas a hacer frita o a la plancha, irá encogiendo y endureciéndose.

•             Se puede añadir salsa de soja, caldo de verduras y especias al agua en el que la hidratemos o la pongamos a hervir. De hecho es recomendable si queremos que tenga un buen sabor. Si usas caldos o salsas procura que sean ligeros, ya que si no la soja texturizada no absorberá bien el agua y quedará dura.

 

 

Compartir: